Cuando un amigo nos pide algo, la palabra “mañana” no existe. Geoge Herbert