Haz aquello que temas hacer, y sigue haciéndolo..., porque esa es la forma más rápida y segura que se ha descubierto de dominar el temor.