Estamos de paso. No olvidemos que todo se queda aquí, estamos de paso. A veces cuando veo estos espacios olvidados, pienso en las personas que fueron capaces de hacer de su ilusión, una realidad, su casa, su huerta, su vida.