Si crees que el éxito en tu vida depende de otras personas, te morirás sentado esperándolo